Entradas

Mi instructora (Relato Lesbico)


Solo pensaba en follármela. En atacarla y llevármela a la cama, en sentir ese cuerpo para mí

Prepotente, fue lo primero que pensé de mi instructora el primer dia en el kick boxing. La miré y fue la primera palabra que me vino a la mente: cabello largo y rizado en una coleta, ojos café llegando a rojizo, sonrisa maligna y picara, un cuerpo robusto pero de vientre plano marcado, espalda amplia y un busto grande y precioso que cubria en un top gris.

Cuando me inscribí y ella me miró de arriba a bajo me sentí humillada. Tal vez es por mi tamaño pensé, ella me ganaba por 10 centímetros y mi cuerpo no era tan fuerte como el suyo, me veia mas bien rellenita del tipo fofa. Pero por eso fue que entré alli. Queria verme más segura. Queria ser mas fuerte.

La primera clase fue agotadora, casi moría con lo duro del entrenamiento, jamás habia hecho tantas flexiones y abdominales en mi vida, mucho menos golpes como loca.
Leer más

Puntua este video

Pense que era frigida (Relato Lesbico)

Ella había intentado todo: Penetración con arnés, sexo anal, estimulación del clítoris, sexo oral, sadomasoquismo, pero nada funcionaba. Fue entonces, que año y meses después de sequía apareció Astrid: Una chica alemana que se había mudado enfrente de su departamento

Alexa era una joven delgada de cabello negro, ojos casi rojizos y sonrisa coqueta que se enmarcaba con las pecas de sus mejillas. Era lesbiana. Pero había momentos en los cuales creía que era asexual.

Ella se sentía frígida. Jamás había experimentado un orgasmo. Ni masturbándose. Era un problema que acababa con sus relaciones. Para ella era normal no tener una culminación, le gustaba excitarse y ya. En cambio a cada una de sus ex en sus momentos, le dijeron las mismas cosas, solo que en diferentes palabras, palabras que se resumían en lo mismo: No me amas tanto como para venirte conmigo.
Leer más

Puntua este video

Flechazo (Relato Lesbico)


En cualquier momento surge aquello con que no contabas

Aquel día cambió toda mi vida.

El día empezó normal, por la mañana teníamos reunión de profesores en el instituto en el que estaba destinada, el mismo del curso pasado, en el que había hecho el año de prácticas tras aprobar las oposiciones. Tras el claustro, nos veíamos los profesores de cada asignatura para repartirnos los cursos. Así que yo estaba en la sala de profesores charlando con los compañeros, esperando para que nos reuniéramos el departamento cuando la vi.
En ese momento, no estaba hablando con nadie, cuando me giré hacia la mesa que ocupa el centro de la sala. Yo estaba en una esquina, y miré a la otra esquina. Allí estaba ella. Más o menos de mi edad, unos 30 años, buen tipo, de pelo oscuro con media melena lisa, morenita de piel, guapa, me pareció que de ojos verdes, nariz fina y labios carnosos.
Leer más

Marcas de ayer (Relato Lesbico)

Yo no sé muy bien qué pensar de ti, entre otras cosas porque desde que te conozco lo que menos me dejas es pensar

Tocar fondo es también una forma de rebotar. Aligerarse. Enterarse que en el fondo del agujero también soplan de pronto aires nuevos.
Esas eran las palabras que yo me daba cuando estaba acostada en mi tibia cama y recordaba mi vida hasta ahora vivida. Si van a despreciarte porque eres de lo peor, de una vez que se enteren que no tienes arreglo, pensaba hasta quedarme dormida.

Serían las ocho y quince minutos de la mañana cuando pisé la calle de aquella ciudad, donde trataría de continuar con mi vida, aunque intentando darle otro giro. Camine hasta buscar un hotel, en el centro, la ciudad me parecía muy bonita y las personas que pasaban a mi alrededor y que observaba parecían que aplicaban el lema “cada uno con su vida” y eso me daba tranquilidad.
Leer más

Puntua este video

Mi hija es lesbiana (Relato Lesbico)


Ya no es una deshora tener un hijo gay o una hija lesbiana

Marta y Silvia, las protagonistas son lesbianas, pero su lesbianismo no les ha condicionado para nada; son dos profesionales muy cualificadas, y saben muy bien “dar al sexo lo que es del sexo”, pero nada más.

Afortunadamente ser gay o lesbiana a principios del siglo XXI no es una desgracia en España. Sin embargo tan sólo hace 40 ó 50 años, para unos padres (sobre todo para el padre) hubiera sido en algunos casos, motivos de suicidio.
Tampoco es que hoy sea un orgullo para un padre que sus hijos sean homosexuales pero si por encima de su sexualidad son personas serias, honradas y muy cualificadas profesionalmente, atenúa en gran aparte aquello “del que dirán”; porque aunque las sociedades por muy avanzadas que sean, todavía no admiten como forma natural el matrimonio entre personas del mismo sexo. Lo negativo de esta situación, es que, no creo que vaya a tener nietos de la forma tradicional que durante milenios ha sido la forma natural de ser abuelo.

Voy relatar la circunstancia personal de mi hija Marta. tiene 35 años y se ha casado por lo civil con Silvia, cuatro años menor que ella. Es ginecóloga, directora del departamento de ginecología de un gran hospital y su “esposa” abogada. Las veo muy felices y unidas; eso me consuela. Llevan cuatro años casadas.
Leer más

Puntua este video

Clase de Ingles (Relato Lesbico)


Una clase de inglés interminable, una profesora de bandera y Nieves una alumna

El verano ya se encontraba avanzado aunque no tanto como el curso de inglés al que tan solo le quedaba una semana para terminar.

Hoy la clase se mostraba especialmente aburrida, miré al termómetro de la pared y me pareció ver que indicada 33 grados centígrados, mucha calor. “hace tanta calor que hasta la falda me sobra” pensé mientras la profesora terminaba de explicar algo.

Traté de prestar atención a lo que decía, apoyé la barbilla sobre las manos y los codos sobre la mesa para esforzarme en enterarme de algo pero fue inútil, así que decidí quedarme contemplándola, comencé a darme cuenta de que no estaba nada mal la profesora, tenía unas gafas que podían sustituirse por unas lentillas y así mostrar al mundo esos ojazos verdes, grandes y unos labios carnosos muy pero que muy apetecibles. “uff pero que me estoy diciendo a mi misma!, será este calor” un pelo largo, muy largo y suelto como a mi me gustaría tenerlo, rubia y parecía rubia natural.
Leer más

Puntua este video

Nuestra historia de amor (Relato Lesbico)


Capitulo unico

La historia de una chica romántica, entregada y soñadora, con el secreto en su corazón de ser admiradora de la belleza femenina; al entrar al último ciclo universitario, llega una compañera nueva, al verla queda impactada sintiendo miles de sensaciones, definitivamente esa mujer con tan solo su presencia la hechizo.
Ambas cruzando sus miradas se brindan una tierna sonrisa, en ese instante quien era una de las chicas populares y supuesta “amiga” también se fija en la linda chica nueva, sin mas se acerca y la saluda, rondándola dándole a entender su preferencia sexual, le ofrece su amistad y le sede un puesto a su lado.

*Victoria*

Victoria detalla que su “amiga” usa con la chica nueva la misma táctica que despliega con todas las mujeres que llaman su atención, sumergida en sus pensamientos se dice para si misma “-otra chica mas que me quitara, tiene una carita tan angelical, vamos no creo que caigas en sus redes, solo espero seas heterosexual para que la mandes a volar, aunque se muy bien que eso para Fabiola no seria un impedimento”.
Leer más

Puntua este video

El ascensor (Relato Lésbico)


De como una simple bajada en ascensor cambio mi vida

Me llamo Mónica, tengo algo más de treinta años, y la verdad es que nunca había hecho demasiado caso a los maliciosos cotilleos que circulaban por el bloque en el que vivo con mis padres, respecto a que mi amiga y vecina Paqui, de mi misma edad, era lesbiana. He de reconocer que algunas veces me había dado la sensación de que me miraba con un cierto deseo e interés. Pero como ella nunca me había hecho ni la más mínima insinuación achaque esta impresión a haber oído alguno de esos rumores, y no le di ninguna importancia.

Ese día iba a salir de compras con mi amiga, y estaba muy contenta porque, gracias al buen tiempo, podía volver a ponerme un vestido de primavera que me gustaba mucho, pero que me costaba horrores de abrochar ya que tenía un montón de odiosas trabillas en la espalda que eran muy difíciles de ajustar. Dio la casualidad de que también estrenaba un coqueto sujetador calado con cierre por delante, realmente precioso, que me ayudaba a realzar todavía más mis ya de por sí grandes y firmes pechos; que siempre he pensado que eran la parte más atractiva de mi anatomía, dado que es en la que más se fijan todos los hombres que conozco.
Leer más

Puntua este video

El orfanato Cap 2 (Relato Lesbico)


Pronto el tiempo pasaría solo para volverlas mas inseparables, la vida era el lugar y el momento para ser felices

Jueves 30 de Diciembre de 1999
Era un día soleado que ambas disfrutaban en el jardín del orfanato siempre compartiendo risas, sueños, la familia perfecta que ya con 12 y 11 años no era mas que un sueño que al parecer no se cumpliría, pero mas que nada, esa complicidad exquisita que las obligaba a crear un mundo para las dos. En el jardín estaban ambas sentadas cuando llegaron frente a ellas David y Luciano, – Con quien irás a la fiesta de fin de año? – le pregunto nervioso David a Roma, Julieta frunció el ceño y miro a Roma pero entre medio de sus miradas Luciano coloco una flor amarilla recién cortada y pregunto: – Julieta, quieres ir conmigo al baile? – Roma golpeo el brazo a Julieta para que esta cambiar la expresión de desprecio y contesto por ambas – claro que si, iremos las dos – dijo ella bajo la mirada molesta de Julieta que se negaba hablar en presencia de ellos, – lo dices en serio? – pregunto David esbozando una sonrisa inmensa – entonces nos vemos mañana – dijo Luciano dejando la flor amarilla en manos de Julieta y corriendo al patio seguido por David que contento se le escucho gritar atrás de los matorrales que separaban el jardín de la cancha de futbol.
Leer más

Puntua este video

El orfanato Cap 1 (Relato Lesbico)


Para muchos hoy es el día del amor pero para Julieta hoy es el primer día que la vio

14 de Enero de 1995, la vida ponía una cuota de tragedia a esta pequeña ciudad, un trágico accidente automovilístico había dado muerte a la Señora Sasha Vólkov y a su esposo el Señor Gregorio Di Salvo, la única que había sobrevivido con heridas menos graves era su pequeña hija de 6 años Roma Di Salvo Vólkov hija de ambos abogados, los periódicos se deleitaban contando este trágico suceso y despilfarraban portadas con la gran pregunta, “que pasará con Roma?”, el amigo y abogado de la familia el señor Cameron Burton ya había decidido la estancia de la niña en el orfanato de la ciudad, ya que no tenía a quien mas recurrir y no podía hacerse cargo de ella, solo legalmente para velar financieramente por ella.
Leer más

Puntua este video